Buscador de recetas

Sopa de chocolate blanco

Como podéis ver y podréis comprobar, este postre es tan fácil de hacer que estoy seguro que repetiréis :P

Sólo os doy un par de consejos. Si podéis disponer de pepitas de chocolate blanco es mucho mejor que el de tableta. Desconozco los ingredientes de esta última pero el resultado no es el mismo pues queda más líquido. Respecto al yogur, si utilizáis yogur griego os quedará bastante más cremoso. Quizás ésta sea la solución al chocolate blanco de tableta... ;)

Nº comensales: 8 personas
Tiempo de preparación: 15 minutos (2 horas de enfriado)
Dificultad: Baja

Ingredientes:

500 ml de nata líquida
240 gr de chocolate blanco
160 gr de yogur natural (siempre sin azúcar)

Elaboración:

En un cazo calentamos la nata, a fuego lento, vigilando que no llegue a hervir. Mientras tanto fundimos el chocolate blanco, bien al baño María o en microondas. Si lo hacemos en microondas lo haremos en un bol apto para microondas, dando un minuto a máxima potencia (800W), sacamos y removemos y volvemos a meter otro minuto. Hay que tener en cuenta que, al tener más grasa que el chocolate negro, se quema antes.

Mezclamos la nata caliente con el chocolate blanco fundido y dejamos enfriar durante 2 horas como mínimo.
Una vez fría la mezcla agregamos el yogur, mezclamos bien y servimos en copas, platos hondos pequeños o boles.

Sugerencia: Como podéis ver en la foto se puede servir con una bola de helado en el centro, con un sabor ácido (en este caso de fresas silvestres) y decorar con frutas del bosque, physalis, hojas de menta, virutas de chocolate negro, almendras crocantes, etc.


Share/Bookmark
votar

No hay comentarios: