Buscador de recetas

Cargando...

Ensalada de brotes tiernos, queso de cabra caramelizado, manzana, nueces, uvas pasas y vinagreta de miel y mostaza

No hay comentarios:
Si te gustan los sabores intensos y los contrastes de sabores esta ensalada es tu ensalada ideal. La mezcla del queso de cabra (sabor fuerte y picante) con la vinagreta de miel (dulce) y mostaza (ácido) es una explosión de sabores que no dejará a nadie indiferente.

Nº comensales: 4
Tiempo de preparación: 15 minutos
Dificultad: Baja


Ingredientes:

Una bolsa de brotes tiernos (175 gr)
200 gr de queso de cabra de rulo (dos rodajas)
80 gr de nueces peladas
80 gr de uvas pasas sin semilla
Una manzana (tipo Granny Smith, Pink Lady)
100 gr de mostaza
70 gr de miel de flores
50 gr de aceite de oliva
Una pizca de eneldo seco
Un chorrito de vinagre
Un limón
Sal
Azúcar




Elaboración:

Espolvorea el queso de cabra con azúcar y carameliza con un soplete (si no tienes posibilidad de caramelizar el azúcar puedes utilizar un poco de caramelo líquido).

En un vaso batidor pones la mostaza, la miel, el aceite de oliva, el vinagre, el eneldo, el zumo del limón y una pizca de sal y bates hasta mezclar. Resérvala.

Vierte la lechuga en una fuente ensaladera, salsea con la vinagreta reservando un poco y añade el resto de ingredientes, incluida la manzana que has cortado previamente en dados sin pelar (no olvides lavarla antes). Pones el queso sobre la ensalada terminada, viertes el resto de la vinagreta y ya puedes presentarla en la mesa.


Share/Bookmark
votar

Bizcochitos de leche condensada

No hay comentarios:
Nº comensales: 8 raciones
Tiempo de preparación: 20 minutos
Dificultad: Baja


Ingredientes:

280 g de leche condensada
4 huevos
100 g de harina
5 g de levadura Royal
45 g de mantequilla derretida

Elaboración: Precalienta el horno a 180ºC. Pon en un bol la leche condensada. Añade los huevos uno a uno y vas mezclando. Añade la harina tamizada, la levadura Royal, la mantequilla derretida (30 segundos al microondas son suficientes) y vuelve a mezclar hasta formar una mezcla homogénea.
Engrasa el/los molde/s elegido/s y rellénalo/s en 3/4 partes con la masa. Hornéalos durante 15 minutos. Dejamos enfriar, desmoldamos y, ¡a disfrutar!


Sugerencias de degustación: Estos bizcochitos son ideales para rellenar con alguna crema (pastelera, nata, Nocilla, etc). También se puede espolvorear con azúcar glas al gusto, cubrir con la mermelada que más nos guste o algún frostin. Y para acompañarlos podemos hacer leche con cacao o un chocolate caliente, por ejemplo.


Share/Bookmark
votar

Pastel vegetal

No hay comentarios:
En Sevilla hay un lugar mítico para tapear, El Patio de San Eloy, donde ponen una tarta vegetal que quita el "sentío", sobre todo en verano y con una cervecita o un tinto de verano en la mano. He aquí mi versión, que ahí donde la véis ha caído casi entera esta noche 😄

Nº comensales: 8
Tiempo de preparación: 30 minutos
Dificultad: Baja


Ingredientes:

24 rebanadas de pan de molde sin corteza
250 gr de atún en conserva
125 gr de tomate frito
Media lechuga iceberg
Maíz dulce
6 huevos
8 lonchas de jamón cocido
8 lonchas de queso
1 bote de mahonesa


Elaboración:

Antes de nada ponemos a cocer los huevos en agua con abundante sal (contamos 11 minutos desde que empieza a hervir el agua o 13 desde que los ponemos al fuego). Una vez hayan cocido los enfriamos y reservamos. Mientras tanto vamos preparando el relleno.

En primer lugar escurrimos el atún para quitarle el aceite y lo mezclamos con el tomate frito. Reservamos. Cortamos la lechuga iceberg en juliana muy fina, añadimos mahonesa y maíz dulce y reservamos.

Para montar el pastel vegetal cogeremos un molde para tartas, a ser posible rectangular (con seis rebanadas de pan tenemos que cubrir la base) y forramos con papel film transparente. Colocamos seis rebanadas de pan de molde en la base (si es con corteza os recomiendo que se la quitéis pero no es necesario). Repartimos el atún con el tomate sobre el pan de una forma uniforme y colocamos otras seis rebanadas de pan. Ponemos la mezcla de la lechuga, el maíz y la mahonesa sobre el pan y lo repartimos uniformemente. Mientras que hemos hecho todo esto los huevos ya estarán cocidos y fríos así que los pelamos, dejando dos para decorar, y los cortamos en rodajas que pondremos sobre la capa de lechuga, maíz y mahonesa. Colocamos otras seis rebanadas de pan de molde y cubrimos con las lonchas de jamón cocido y después con otra capa de queso en lonchas. Ponemos la última capa de pan de molde y presionamos sobre este para que compacte todo el conjunto. Ponemos papel film transparente, papel de aluminio o papel de hornear (yo prefiero este último) sobre el pastel, colocamos una bandeja que cubra todo el molde y damos la vuelta, demoldándolo. Quitamos el papel film y cubrimos con abundante mahonesa, dejando que caiga por los laterales, que naparemos con ayuda de una cuchara. Adornamos con huevo rallado, de los dos que habíamos reservado, ¡y listo!


Sugerencias:

  • Lo ideal es reservar el pastel una hora mínimo en el frigorífico antes de degustarlo. Además de que estará más sabroso y fresquito será más fácil cortarlo (aconsejo usar un cuchillo normal de cocina, tipo cebollero, y no de pan).
  • Se pueden añadir espárragos blancos, aceitunas, surimi, pimiento morrón, etc, tanto en el relleno como para decorar, es cuestión de gustos.


Share/Bookmark
votar

Torrijas de leche de coco y miel

No hay comentarios:
Tiempo de preparación: 30 minutos
Dificultad: Baja

Ingredientes:
1 lata de leche de coco
200 ml de nata líquida
100 gr de azúcar
20 gr de azúcar vainillada (o unas gotas de esencia de vainilla)
Pan de torrijas (o pan de barra del día antes)
Aceite de girasol
Harina de trigo
2 huevos
Miel de flores
Canela en polvo



Elaboración:

En un cazo ponemos la leche de coco, la nata, el azúcar y la vainilla que hayamos elegido. Calentamos hasta que esté a punto de hervir. Reservamos y dejamos enfriar a temperatura ambiente. Si utilizamos pan del día antes cortamos rodajas de un dedo de grosor. Remojamos el pan en el preparado líquido, pasamos por harina y huevo batido y freímos en abundante aceite de girasol (no hay que calentar mucho el aceite pues se nos pueden quemar las torrijas). Sacamos las torrijas del aceite y quitamos el sobrante con papel de cocina. Emplatamos y espolvoreamos con canela y un chorrito de miel de flores.

Sugerencia: se pueden comer con cacao en polvo, con nata montada, con coco rallado, con miel de caña, con caramelo líquido, con helado, etc.


Share/Bookmark
votar

Ensalada Waldorf

No hay comentarios:
La ensalada Waldorf debe su nombre a un hotel neoyorquino, el antecesor del famoso Hotel Waldorf-Astoria, que fuera inaugurado en 1931. En 1893 el maître del hotel, a quien se le adjudica el invento de la receta, presentó por primera vez esta exquisita receta. Por aquel entonces, Oscar Tschirky, trabajaba en el Hotel Waldorf y sorprendía con la creación de excéntricos platos. La discusión sobre el creador de la ensalada y otros platos ha llegado hasta el día de hoy, pero todo parece indicar que fue Tschirky el innovador en crearla, quien también dijo haber inventado los Huevos Benedictine.

Tres años después de haberla servido por primera vez, la ensalada es presentada en el libro de cocina "The Cook Book by 'Oscar of the Waldorf'", en 1896. La nueva ensalada no tardó en convertirse en un plato típico de la jet set y su nombre comenzó un largo peregrinaje alrededor del mundo.

La receta de la ensalada muy sencilla, tan solo cuenta con tres ingredientes originales: mahonesa, apio y manzana. Esa receta original rápidamente sufrió la primera modificación al aceptar que se agregaran nueces. Con los años comenzó a aceptar otros acompañamientos como lechuga, pasas, piñones, pollo cocido y hasta una versión de mayonesa aromatizada con mostaza.

¿Como se prepara la ensalada Waldorf?

Aquí os voy a explicar MI ensalada Waldorf, la receta original pero con unas pequeñas modificaciones a mi gusto y respetando siempre la esencia de la receta que, después de casi 120 años de existencia, no significan grandes cambios.

Vamos a ello.

Nº comensales: 4 personas
Tiempo de preparación: 15 minutos
Dificultad: Baja

Ingredientes:

100 gr de lechuga variada (mezclum)
1 manzana Granny Smith
1 bote de apio rallado
2 cucharadas de nueces peladas
2 cucharadas de uvas pasas sin pepitas
6 tomatitos cherry
200 ml de mahonesa
1 limón

Elaboración:


Para empezar preparamos la mahonesa según la receta que encontraréis en este enlace y le añadiremos el zumo de medio limón al final del montado. Reservamos en frío. Hidratamos las uvas pasas con un poco de agua templada y reservamos. Pelamos y cortamos la manzana en dados, ponemos en un bol con agua fría y el zumo del otro medio limón hasta que la cubra, para evitar que se ennegrezca. Reservamos. Cortamos los tomatitos cherry en cuartos y reservamos.

Para montar la ensalada, en un bol amplio ponemos la selección de lechugas, añadimos la mahonesa de limón y mezclamos. Servimos en una ensaladera y, en este orden, ponemos encima la manzana, las nueces peladas, las uvas pasas escurridas y los tomatitos cherry. Escurrimos el apio y ponemos un bouquet encima de la ensalada, en el centro. Ya podemos presentarla en la mesa y disfrutar de una ensalada muy fresca.

Sugerencia: Se puede añadir un poco de yogur natural a la mahonesa, le da un sabor un poco más ácido y dulce a la vez. Hay quien pone piñones tostados a la ensalada, además de las nueces. La manzana no tiene por qué ser Granny Smith, puede ser una Red Delicious o cualquiera que tenga sabor ácido.


Share/Bookmark
votar