Buscador de recetas

Confit de pato con cebollita glaseada en aceto balsámico

Nº comensales: 4
Tiempo de preparación: 45 minutos
Dificultad: Baja

Ingredientes:

4 muslos de pato en confit
4 patatas
1 cebolla grande
1 vaso de aceto balsámico de Módena
10gr de azúcar glass
Aceite de oliva virgen extra
Perejil

Elaboración:

Introducimos los muslos de pato en el horno a una temperatura de 180º con su propia grasa por encima.
Una vez dorados por las dos caras, reservamos en caliente.

En una sartén poner 5 cucharadas de grasa del confit y añadimos la cebolla previamente cortada en dados y doramos. Mientras tanto coceremos las patatas, peladas y torneadas, en agua con un poco de sal y aceite de oliva.
Una vez dorada la cebolla, agregar el aceto balsámico junto con el azúcar y reducimos hasta quedar prácticamente caramelizado.

Colocar el confit en el plato y napar con las cebollas confitadas. Adornamos con las patatas torneadas, con una pizca de aceite de oliva y perejil picado.

Pintar un hilo alrededor del plato con la reducción del aceto caramelizado y presentar en la mesa.


Share/Bookmark
votar

2 comentarios:

without dijo...

Me va de fábula que tengas este blog. Tengo un restaurante (junto con mis padres) y estamos intentando darle un giro probando nuevos platos.
Justamente el otro día compramos confit de pato y hablábamos sobre como lo podríamos hacer.
Le propondré este a la chef (o sea a mi madre) y ya te contaré.

Saludos!

JmpaSrgc dijo...

Vaya Without, me alegra que te dediques a lo mismo que yo, además eres de mi tierra. Bueno, casi en las dos cosas. Es de la misma rama, la hostelería. Yo soy cocinero (Jefe de partida) en un restaurante de moda en Sevilla (incluso estuvo la televisión (1)(2) el pasado mes de Julio) y mi especialidad son los pescados aunque toco todos los palos.

Y, aunque vivo en Sevilla, nací en Santa Coloma de Gramenet, Barcelona. Algún día espero poder desarrollar mi profesión en mi tierra, Cataluña. Es mi sueño (¿no tendrías un sitio en tu cocina? :P).

Un saludo y encantado de que pusieras una de mis recetas en tu carta. Sería todo un honor para mi.