Buscador de recetas

Crema de setas con huevo poché trufado

Esta nochevieja, como uno de los comensales no podía comer sólidos por motivos de salud, aproveché e hice esta crema para todos los invitados. Como fue algo de última hora me fue imposible encontrar setas al natural así que tuve que recurrir a las setas congeladas que, aunque no están nada mal, no es lo mismo.

Nº comensales: 4 personas
Tiempo de preparación: 30 minutos
Dificultad: Media

Ingredientes:

400 gr de setas congeladas
Media cebolla
1 puerro limpio
1 diente de ajo
Medio vaso de brandy
500 cc de nata para cocinar
125 gr de mantequilla
Aceite de oliva virgen extra
Pimienta negra
Sal
4 huevos
1 bote de trufa en conserva
Queso tipo parmesano

Elaboración:


Picamos la cebolla, el puerro y el ajo todo lo pequeño que nos sea posible y pochamos en una sartén a fuego lento con un poco de aceite de oliva.

Mientras vamos a preparar los huevos poché (o escalfados). Para ello ponemos un cazo con agua y unas gotas de vinagre de vino (en su defecto zumo de limón) y llevamos a ebullición. Picamos las trufas en trocitos muy pequeños y reservamos.


En un bol colocamos una capa de papel film transparente, lo engrasamos con aceite de oliva, cascamos un huevo, salpimentamos y ponemos una cucharadita de trufa picada (ver foto). Cerramos el papel uniendo los picos a modo de bolsa, enrollamos procurando que no nos quede aire dentro y hacemos un nudo fuerte (se puede cerrar con hilo de bridar).

Hacemos lo mismo con los otros huevos. Una vez que tengamos el agua hirviendo, colocamos las bolsitas dentro del agua y dejamos cocer unos 4 minutos. Pasado ese tiempo colocamos el cazo con los huevos en un bol con agua fría para detener la cocción. Reservamos los huevos.

Volvemos a la sartén, vemos que el sofrito está bastante pochado y añadimos las setas que previamente hemos descongelado. Salteamos y flambeamos con el brandy. Dejamos reducir y añadimos el resto de las trufas picadas, la nata y la mantequilla. Cocemos unos 4 minutos. Pasamos a un vaso batidor y trituramos. Pasamos por un chino y volvemos a hervir a fuego lento para retirar el aire que se ha acumulado al triturar.


Para servir podemos utilizar platos hondos pequeños, boles o unas copas como las que veis en las fotos, que son las que yo utilicé. Abrimos las bolsas y con cuidado vamos despegando los huevos del papel film. Colocamos un huevo en cada plato/copa, repartimos la crema alrededor de los huevos y espolvoreamos con queso tipo parmesano recién rallado.


Share/Bookmark
votar

No hay comentarios: